adopt your own virtual pet!
All About EVE: Entrevista con Eve Gil, a propósito de Cenotafio de Beatriz

All About EVE

viernes, agosto 26, 2005

Entrevista con Eve Gil, a propósito de Cenotafio de Beatriz


Una novela 'canaliza' 'La Divina Comedia' y presenta a 'un Dante del siglo XXI que no reprime la parte carnal del amor'
La escritora mexicana Eve Gil, que acaba de publicar su última novela, 'Cenotafio de Beatriz', con Rd Editores, canaliza la trama de la obra a través de 'La Divina Comedia' y presenta a un Dante del siglo XXI que 'no reprime la parte carnal del amor, no se ve forzado a sublimarla o la sublima a través del sexo mismo.
En declaraciones a Europa Press, la autora explicó que la novela, que empezó siendo 'un diario propio de hoteles del centro histórico de México', se gestó a raíz de 'una serie de vivencias reales con personajes callejeros, desde 'fayuqueros' --traficantes de mercancía gringa-- hasta prostitutas y delincuentes'. De este modo, 'un día paseando --según dijo-- por un barrio de prostitutas donde se ve de todo, desde travestis hasta niñas de 12 años, empecé a asociar aquello con el quinto círculo del infierno'.A partir de ese momento, Gil releyó a Dante, a pesar de que ya lo conocía 'bien' y rehizo todo lo que llevaba escrito hasta gestar la novela que, según la escritora, 'es, ante todo, un posmoderno homenaje al florentino'. De esta manera, preguntada por la dificultad de engendrar un Dante posmoderno, Gil manifestó que 'siento a Dante asombrosamente actual, no sólo por su radicalidad política y su recurso de castigar, mediante la sátira, a sus contrarios ideológicos, sino también en cuanto a su idealización de la amada'.La autora, que crea para la novela una Beatriz con una minusvalía física, indicó que la dama 'es perfecta para su Dante, pero al mismo tiempo carga el estigma de no ser perfecta para el mundo y, aunque ella actúa como si eso le importara un rábano, la verdad es que lo resiente, y mucho'. En este sentido, puntualizó que 'el personaje me salió cojo, no me propuse que lo fuera y no entiendo muy bien qué mecanismo de mi inconsciente asoció su permanente huída con un defecto físico que le dificultaría esa misma escapada'.No obstante, según Gil, 'esa misma discapacidad alimenta en ella una ansia de libertad muy superior a la que pudiera experimentar una persona entera'. 'Eso --prosiguió-- la lleva a sentir pánico de verse atrapada por el amor que, debido a su accidentada vida familiar --madre sumisa, padre infiel--, puede derivar en más sufrimiento para ella'.En cuanto al objetivo perseguido con los parámetros psicológicos del personaje, la escritora expuso que 'quería que Beatriz plasmara sus dudas, que no fuera un personaje del todo hermético'. De todas maneras, el hecho de que Beatriz guarde un 'terrible' secreto que no se descubrirá hasta el final de la obra, hizo que la autora optara por 'el recurso de las cartas y los diarios, que son casi exclusivos de ella', ya que Dante actúa de narrador en la novela.EL DOMINIO DE LA VIOLENCIAEn el caso particular de los personajes, 'los celos son producto de sus respectivas inseguridades, porque si bien se lanzan a vivir la aventura del amor con un ímpetu renacentista, lo resuelven como todos unos posmodernos que temen perderse en medio de un mundo que resulta completamente inadecuado para realizar un amor perfecto'. Según Gil, ese mundo inadecuado queda definido por 'el dominio de la violencia que no garantiza sobrevivir para continuar gozándose'.Los protagonistas de 'Cenotafio de Beatriz' vivirán, según la escritora, 'inmersos en un infierno urbano plagado de riesgos, crueldad y ausencia absoluta de caridad y conciencia del otro'. De esta manera, Gil apuntó que 'la compulsión sexual es producto del profundo amor que se tienen, pero también es la manera en la que vencen al mundo violento de allá afuera'.En cuanto a las semejanza entre la estructura de la novela con 'La Divina Comedia' de Dante, Gil matizó que la diferencia entre una y otra 'estriba en que este Dante encuentra a su Beatriz no en el cielo sino en el infierno y es en el infierno donde se encuentra la razón de todas las cosas y se purifican los pecados'. Además, señaló que 'así como la Beatriz de Dante Alligheri permanece en el cielo, esta Beatriz podría muy bien elegir permanecer en el infierno'.Así, preguntada por si es la purgación y el roce con el sacrilegio el placer de la religión que practican los protagonistas de la novela, Gil manifestó que 'hay gente que asocia el placer del sufrimiento con el masoquismo, pero yo lo asocio más con la religión, con los éxtasis místicos de Teresa de Jesús --un personaje que me apasiona--'. Asimismo, citó a 'las monjas de Margo Glantz, autora que en sus novelas equipara el goce erótico entre hombre y mujer con el goce místico entre estas mujeres y Jesús, que sólo logran alcanzar el placer a través de la autoflagelación'.'EL MAXIMO SUEÑO DE LOS ESCRITORES MEXICANOS ES PUBLICAR EN ESPAÑA'La autora, que indicó que uno de los nexos de unión que tiene con España es de índole familiar, destacó que 'el máximo sueño de los escritores mexicanos es publicar en España, pero son poquísimos los que lo han logrado sin intermedio de una editorial mexicana'. A este respecto, denunció que 'en México el mundo editorial está sumamente viciado, no es fácil publicar, a menos que se seas amigo íntimo de un editor o esposa de un escritor afamado; así como que siendo mujer escribas tan sólo literatura femenina'.De esta manera, informó de que en México publicó una novela que, titulada 'Réquiem por una muñeca rota', fue espléndidamente recibida por la crítica aunque escandalizó a algunos porque en ella aborda la relación lésbica de dos adolescentes'. Sin embargo, agregó, 'rechazaron publicar 'Cenotafio de Beatriz', no sé a ciencia cierta por qué'.Por otro lado, con respecto a la literatura andaluza, Gil explicó que 'adoro a los escritores andaluces, y muy especialmente a Lorca', aunque en México, según dijo, 'no distinguimos muy bien a un autor andaluz de otro asturiano o madrileño'. Entre sus autores de referencia, la escritora nombró a literatos de la talla de Federico García Lorca, Dulce Chacón, Carmen Laforet, Vila Matas, Cernuda y, muy especialmente, a Juan Goytisolo'.
Terra Actualidad - Europa Press


 

Estadisticas de visitas